El civismo y los «niños de papá»

No estamos acostumbrados a limpiar lo que ensuciamos

Gente en la calle sucia después de fiesta

IMPRIMIR