Aceptarse a sí mismo, es la base

IMPRIMIR