Lion

Lion

La película Lion (2016), narra la historia de Saroo, un niño natural de la India, que con tan solo cinco años, acaba perdido en la inmensa ciudad de Calcuta a muchos kilómetros de su hogar, y es adoptado, transcurrido cierto tiempo, por una familia de Australia.

Si bien es abundante la literatura y la cinematografía que se ha originado, teniendo como hilo argumental el tema de la adopción, lo que resulta más sorprendente de Lion, es que la película, basada en una historia real, supera con muchos detalles a cualquier ficción. Conmociona ver cómo un niño tan pequeño, logra sobrevivir absolutamente solo en una gran ciudad y conmociona también, la forma en que el protagonista, ya adulto, logra encontrar la localización de su hogar, gracias a las nuevas tecnologías; la utilización de la aplicación de Google Earth, para situar su lugar de nacimiento, por ejemplo.

A lo largo de la trama, cabe destacar por otra parte, la labor del director del film, que en ningún momento recurre a provocar en el espectador esa lágrima fácil, en los momentos más emotivos que nos presenta. En el mismo sentido, si bien no omite los aspectos más sórdidos y escabrosos de lo que puede suceder a cualquier niño perdido, no hiere al espectador explayándose en ellos; simplemente se los muestra, dejando que este saque sus propias conclusiones o reflexiones.

Lion (A Long Way Home). Dirigida por Garth Davis.
Reparto: Dev Patel, Rooney Mara, David Wenhamand, Nicole Kidman.
Ver trailer…

Lion, con seis nominaciones a los Oscar, es un canto a la esperanza, a la supervivencia y a la fortaleza, y es también un ejemplo del amor más generoso que puede existir. El de una madre biológica que permanece en el mismo lugar con la esperanza de que algún día su hijo encuentre el camino de regreso a casa y el de una madre adoptiva que aun estando capacitada físicamente para engendrar un hijo, opta libremente por entregar su faceta como madre a niños perdidos o abandonados, acogiéndolos mediante la adopción.

Pero ante todo, la película es un viaje existencial que realiza el protagonista, en busca de su identidad y sus orígenes, cuando el hecho de no poder conocer la verdad sobre su primera infancia y sobre lo que realmente le aconteció, le sume en una profunda depresión, que paraliza su vida.

Para muchos de nosotros, puede que resulte difícil llegar a aceptar nuestros orígenes o circunstancias de nacimiento, cuando nos damos cuenta de la inmensa suerte que hemos tenido al poder llegar a existir. Pero, sin embargo, es cuando logramos hacerlo y cuando reflexionamos sobre ello, que realmente podemos enfrentarnos a nuestra propia identidad, como le sucede a Saroo y empezar a valorar conscientemente nuestra vida y todo lo que ella conlleva. A veces, en definitiva, se trata simplemente de entender que, en ocasiones, la única posibilidad de seguir hacia delante, pasa precisamente por la de poder regresar.

Marina VILLA RUBIO
Rapsoda
Barcelona (España)
Julio de 2017

IMPRIMIR

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *