Marina de Castarlenas, artista

Marina de Castarlenas, artista

Fotografía: Marina Villa (Portada de la revista Firmas)

Marina de Castarlenas Angurell fue una gran novelista, poetisa, dramaturga y rapsoda catalana. Nació en Barcelona el 6 de diciembre de 1900 y murió en esta misma ciudad el 18 de octubre de 1974. Se casó con Federico Rubio y tuvieron dos hijos: Marina y Alfredo.

Fue muy conocida en las tertulias artísticas de Barcelona de gran parte del siglo XX. A su faceta de escritoria se añade la de música, fue profesora de piano y violín. Asimismo, colaboró en multitud de programas de radio, destacando sus intervenciones en Radio Miramar y Radio Barcelona, principalmente entre 1930 y 1955.

Como novelista nos legó obras como Amor y nobleza, Carlos, Sombras, Como el mar (1942), ¡…Habrá poesía!, ¡Triunfé…!, Rosas blancas (1944) y El tío rico. Destaca su novela poética Rafael de Teresa (1934), la cual era una réplica de la novela de Miguel de Unamuno titulada Teresa de Rafael.

En su faceta de dramaturga escribió varios monólogos. A través de Radio Barcelona, el día 6 de abril de 1933, se emitió el monólogo en verso Entre riscos, al cual puso voz el actor José Soler. La buena acogida que tuvo esta pieza ocasionó que ese mismo año la obra fuera impresa (Barcelona: Bazar Barcelona Tallers, 1933). Otro de sus monólogos que, al parecer fue difundido por radio y no teatralizado al igual que el anterior, se titula El barrio de los gitanos, el cual también fue impreso en la década de los 30’s. Igualmente fueron emitidas por radio sus obras Sagrario la gitana y ¡¡Mujeres…!!, de las cuales no se conoce edición impresa.

La que sí fue llevada al teatro es Vivir después de morir. Comedia de dos actos, estrenada el 27 de mayo de 1959 en el Teatro C. Francesa de Barcelona y, posteriormente, en Madrid y algunas provincias. De esta obra tampoco hay constancia de su edición impresa.

Dentro de la producción poética de Marina de Castarlenas encontramos los poemarios Senderos, Horas azules (1934) y Romances de amor y renunciación. A continuación os dejamos con el gusto de poder paladear dos poemas de esta gran escritora del siglo XX, de la cual esperamos pueda hacerse alguna reedición de su obra.

Oración de amor

Por los que cruzan la vida,
sin hogar y sin afectos…
Por los que al llorar no tienen
quien consuele sus lamentos.
Por los que de amor murieron
faltos de ternura y besos …
Por los ojos que no tienen
quien se mire siempre en ellos.
Por los que lloran a solas
devorados por los celos
Y ocultando su dolor
lo esconden dentro del pecho.
Por los que ignoran la senda
que ha de llevarles al cielo
por las palabras de amores
que mis labios no dijeron…
Por todos los que en su alma ,
llevan la Cruz de un tormento.
Por mi pena ¡que no ignoras!
Por mi amor….por todos ellos
guarda al sentirte feliz…..
¡Un instante de silencio. !

Cuando yo muera

No llores te lo suplico, el día que yo me muera.
No quiero te desesperes ni te acobarde la pena.
Bésame cuando en la caja, en blanca mortaja envuelta
repose fría y sin vida, como pálida azucena.
Y cuando mi cuerpo cubran, con paletadas de tierra
una plegaria ferviente, si sabes rezar, ¡me rezas!
No llores, te lo suplico, pues sé que aún cuando yo muera…
estaré siempre a tu lado, me tendrás siempre muy cerca.
Yo seguiré tu camino, te marcaré las veredas
sembrándolas de esperanzas, ahuyentando las tristezas….
En tus sombras seré luz, seré alondra mañanera
que cantaré en tus recuerdos, para mitigar tus penas.
Estaré junto al hogar donde los leños llamean
Y entraré para besarte, por la ventana entreabierta
con aquel rayo de luz , que besará tu cabeza.
Seré sombra de tu cuerpo en la desierta calleja,
seré el eco de tu voz, seré …tu guía y estrella:
SI el dolor te hiere fiero, seré sollozo en tu queja…
como en la vida estaré, de tu corazón muy cerca.

¡No llores , te lo suplico,
el día que yo me muera!

Marina VILLA y Javier BUSTAMANTE
Barcelona
Noviembre de 2018

IMPRIMIR

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *