Personas con capacidades diferentes

Personas con capacidades diferentes

En esta denominación nos referiremos al colectivo de los que antes llamábamos minusválidos o disminuidos físicos y psíquicos.

Fotografía: Esperança García

A lo largo de la historia estos colectivos vivían en la sombra, encerrados en casa y sin ninguna oportunidad ni reconocimiento a nivel social, marginados e ignorados.

El ser humano es vulnerable por naturaleza. Nadie es autónomo puro. Todos necesitamos de alguien o de muchos para llevar una vida equilibrada. Es una cadena en la que todos recibimos de unos y damos a otros.

Tal como evolucionan las sociedades productivistas, donde lo importante es producir, y cada vez más cantidad, fácilmente va dejando al margen a los que no tienen las capacidades “estándar”, que no les permite competir en algún aspecto en la sociedad, quedando fácilmente excluidos del mundo laboral.

No obstante, en las últimas décadas, la situación y el reconocimiento hacia estos colectivos ha ido cambiando. La sociedad, en general, está más sensibilizada, y se ha ido concienciando y aceptando con más naturalidad la incorporación de las personas con alguna discapacidad en los distintos ámbitos sociales y laborales.

Fotografía: Esperança García

Actualmente hay diferentes entidades dedicadas a la atención de estos colectivos, tanto a nivel laboral, como en el residencial.

Un buen ejemplo de ello es la Fundació Tresc, entidad que lleva más de 25 años dedicada a personas con discapacidad y con problemas de salud mental.

Tresc, como toda Fundación, no tiene ánimo de lucro. Fue creada el año 1994 con la finalidad de trabajar para la inclusión sociolaboral de personas con discapacidad y con problemas de salud mental, en las comarcas de Girona. El objetivo principal de su dedicación es la atención y apoyo a estas personas.

Su misión consiste en que las personas a las que atienden puedan optar a trabajar en empresas ordinarias, en entornos laborales ordinarios. De esta forma les ayudan a mejorar la calidad de vida a través de la socialización, dándoles elementos para reforzar su autoestima.

capacidades diferentes
Fotografía: Esperança García

Para llevar a cabo este objetivo, la Fundación imparte formación a las personas que se acogen a esta entidad. Se trata de una formación adaptada al nivel y situación de cada una, partiendo de lo más básico y progresivamente aumentando los conocimientos hasta descubrir cuales son las capacidades y habilidades para encaminarlos al ámbito laboral correspondiente más favorable.

La formación laboral consiste en diferentes técnicas y recursos en los diferentes campos del mundo laboral, elaborando planes individuales de inserción.

Los ámbitos a los que dirigen su búsqueda son del todo variados: ayudante de cocina, en el sector agrícola, en el campo o en granjas de animales, ayudante de oficina, peón, chico/a de almacén y reponedor, etc.

Otros aspectos complementarios que trabajan son las habilidades sociales y comunicativas, la economía personal, la organización doméstica, el uso del dinero, la cocina, limpieza, etc. para alcanzar las mayores cotas de autonomía y autoestima.

capacidades diferentes
Fotografía: Esperança García

Para llevar a cabo su trabajo, sigue un modelo europeo de Empleo con Apoyo. Contacta con empresas de diferentes ámbitos laborales, tanto en el sector público como el privado. De este modo va consiguiendo abrir caminos para la colocación de estos jóvenes. Para la persona trabajadora se trata de un trabajo remunerado de acuerdo con la función a realizar. Además, se informa a las empresas de las ventajas fiscales que tiene contratar una persona de estas características.

La entidad, a su vez ofrece un apoyo continuado tanto a la persona que trabaja como a la empresa, mientras se necesite.

En la actualidad tiene a 119 personas trabajando en diferentes empresas. En su mayoría, los empresarios y empresarias manifiestan que estas personas aportan un plus de humanidad a los equipos de trabajo.

La Fundación Tresc tiene el reconocimiento y apoyo de la Generalitat de Catalunya y de Fondos de la Unión Europea, además de algunas empresas locales privadas.

La existencia y el trabajo de Fundaciones como TRESC hacen que el entorno económico y laboral de la sociedad actual no sea tan materialista y económicamente agresivo, ejerciendo de contrapeso social y humano que nos equilibra como sociedad, aportando humanidad.

Esperança GARCÍA OLMEDO
Trabajadora Social
Girona (España)
Agosto de 2022

Publicaciones relacionadas

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.