Loving Vincent (Van Gogh)

Loving Vincent (Van Gogh)

Recientemente se ha estrenado en las salas de cine la película Loving Vincent. Este film es obra de la polaca Dorota Kobiela y el británico Hugh Welchman y parte de la base de recrear el universo paisajístico y humano que acompañó a Van Gogh a partir de sus propios cuadros. Se trata de un film de animación cuyos fotogramas pintados a mano imitan su estilo. Para su realización se contó con el trabajo de más de 100 artistas que pintaron un total de 65.000 cuadros y que una vez fotografiados componen toda la secuencia de la película. Hay que tener en cuenta que se necesitan 12 cuadros para realizar cada segundo de metraje. En la película aparecen 94 pinturas de Vincent Van Gogh. Tardaron más de 6 años en hacerla.

Fotografías: Pixabay.com

El argumento narrativo de la película intenta indagar en las incógnitas de los últimos días y la misteriosa muerte del atormentado pintor holandés. Más que hacer una biografía del artista, el interés del film es recrearse en la pintura del genio holandés.

Resulta una cinta cargada de emotividad que nos da una imagen de Van Gogh como un gran creador, un artista tardío de grandísimo talento, incomprendido e ignorado en su tiempo. Basta decir que en vida sólo vendió uno de los 900 cuadros que pintó.

En la obra de Vincent Van Gogh, a menudo, sus pinceladas y los trazos en muchos de sus cuadros denotan movimiento y ello facilita la animación de la película. En ella los escenarios y los protagonistas que aparecen son creíbles porque son extraídos de sus cuadros y de su día a día. Como pintor postimpresionista es uno de los artistas más famosos de todos los tiempos.

Una figura central en su vida fue su hermano menor Theo, marchante de arte en París, quien le prestó apoyo financiero de manera continua y desinteresada. Una carta enviada por Vincent a su hermano Theo es el arranque del argumento de la película.

Van Gogh (1853-1890) fue esencialmente autodidacta. Desde joven tuvo inclinación hacia el dibujo. Su primer trabajo fue en una galería de arte. El inicio de su carrera lo muestra cercano a la tradición realista holandesa (Los comedores de patatas), en ese momento su paleta se componía principalmente de tonos sombríos y terrosos. Fue a París, preocupado por el problema del color, donde descubre a los impresionistas y neoimpresionistas. La luz y la preferencia por los colores vivos por la que es conocido surgió posteriormente, cuando se trasladó al sur de Francia, en Arles en la región de Provenza. Allí descubrió la luminosidad de los amarillos solares y el estallido del azul del cielo y de la noche, consiguiendo así su plenitud como artista.

La calidad de su obra fue reconocida solo después de su muerte, en una exposición retrospectiva en 1890, considerándose en la actualidad uno de los grandes maestros de la historia de la pintura. Influyó grandemente en el arte del siglo XX. Falleció a los 37 años por una herida de bala de pistola; aún no se sabe con seguridad si fue un suicidio o un homicidio involuntario. A pesar de que existe una tendencia general a especular si su enfermedad mental influyó en su pintura, el crítico de arte Robert Hughes cree que las obras del artista están ejecutadas bajo un completo control; de hecho, el pintor jamás trabajó en los periodos en los que estaba enfermo.

Fotografía: Pixabay.com

La luz y el color impregnan toda la película y te deja con ganas de conocer más la obra de este genial pintor. La visión de este film es un regalo para la vista y te sumerge en el mundo del arte pictórico. Vemos como, una vez más, arte y cine se dan la mano en esta espléndida película. Recomendamos a todos los que viajen a Ámsterdam que no dejen de visitar el museo dedicado a este gran artista y se deleiten ante la visión de sus cuadros. Visita obligada.

Ver tráiler de la película Loving Vincent.

 

Assumpció RODÀ CORTEY
Profesora de Educación Física
Barcelona (España)
Febrero de 2018

IMPRIMIR

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *