El tiempo en 3D

El tiempo en 3D

Imagen de Guy Dugas en Pixabay

Cada día, al despertar, tenemos un nuevo día, con nuevas oportunidades en las 24 horas de reloj que tiene. Pero, si bien todas las horas tienen la misma duración, sin embargo, la experiencia nos dice que no todas las horas son iguales. Hay tiempos que transcurren velozmente y en cambio hay segundos que son eternos.

Normalmente, el tiempo lo vemos lineal, como si trazáramos una línea con un lápiz sobre un papel. Pongamos un ejemplo: si ahora son las 5h, en una hora, serán las 6h, luego las 7h… y así, sucesivamente. Es el tiempo progresivo, independiente de otros acontecimientos.

Pero otras veces, el tiempo lo conjugamos con el espacio y le damos una doble dimensión. Siguiendo el ejemplo, si ahora a las 5h estoy aquí y me voy desplazando, a las 6h habré recorrido unos kilómetros; son dos dimensiones las que tengo en cuenta: el tiempo y el espacio.

Sin embargo hay otro aspecto que podemos contemplar, que es el tiempo en tres dimensiones, en 3D. Siguiendo el ejemplo anterior, no sólo de 5h a 6h transcurre una hora, sino que además he recorrido unos kilómetros. No obstante, si además este camino lo hago con otra persona, entonces el mismo tiempo empleado tendrá una vivencia especial.

Imagen de Gerd Altmann en Pixabay

No es lo mismo una hora anodina de reloj, que una hora acompañado. Y más evidente, la misma hora, con una persona, dialogando. En este último eslabón el tiempo tendrá un sentido de plenitud, en 3D.

En la vida, no solamente el tiempo va sucediendo inexorablemente, pasado-presente-futuro, sino que en aplicarlo en los acontecimientos, el tiempo cobra sentido; y más todavía: en compartirlo con otras personas, el tiempo se expansiona y da sentido al transcurrir el tiempo, al espacio y al gozoso encuentro personal.

Junio 2020

IMPRIMIR

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *