La Piedad de Lochner

La Piedad de Lochner

Se ha inaugurado en el antiguo monasterio de Sant Jeroni de la Murtra (Badalona, Cataluña, España) la reproducción de un tímpano gótico dedicado a la Piedad, cuyo autor fue Michael Lochner, un escultor de origen alemán introductor del gótico germánico en Barcelona.

Lochner ejecutó este relieve de madera para la puerta de la Piedad de la Catedral de Barcelona. El original se conserva desde 1980 en el museo de la Catedral para preservarlo de las inclemencias. Hoy, en su lugar, hay una copia. En el mismo museo catedralicio se conserva un plafón de madera tallada dedicado a “todos los santos” que también le es atribuido.

Lochner fue el encargado, en el año 1483, de las tallas de los pináculos que coronan la sillería del coro de la Catedral.  A su muerte, en 1490, continuó la tarea su discípulo Joan Friedrich hasta 1497. Los pináculos forman una rica colección de piezas de talla de madera de árbol frutal, sin barnizar, ni pintar, todas diferentes y de preciosa filigrana.

El tallista Lochner realizó también en el año 1487 el retablo de San Pedro para el pueblo catalán de Premià de Dalt, destruido durante la guerra civil española (1936), pero del cual se conservan fotografías.

Pasaron los años y, en 1864, Josep Oriol Mestres i Esplugas (Barcelona, 1815-1895) arquitecto y pesebrista catalán, que después acabaría la fachada de la catedral, dibujó la puerta de la Piedad. Quizás de aquella época data esta reproducción que se encontraba en esta capilla de San Sebastián, justamente delante del retablo gótico de su titular, que se creía perdido, pero que recientemente se ha encontrado en un anticuario. ¿Por qué se encontraba puesta precisamente allí?

El historiador badalonense Carles Díaz, en la magnífica edición de la Crónica del Monasterio de Sant Jeroni de la Murtra, de Fray Talet, afirma: “Se ha hecho la hipótesis de que este retablo es obra del pintor gótico Miquel Nadal (…), la cual cosa es incoherente con la fecha que da el cronista sobre la edificación de la capilla al rededor del 1490, ya que el pintor murió en 1457, más de treinta años antes”.  

¿Sería porque el retablo de San Sebastián entonces era atribuido al mismo autor del tímpano, es decir, Michael Lochner? Si el escultor alemán hizo el retablo de San Pedro de Premià, también habría podido hacer el de Sant Jeroni de la Murtra. Es una hipótesis que habrá que investigar.

Esta reproducción ha vuelto al Monasterio gracias a la generosidad de un donante que lo encontró en un anticuario.

Foto: Archivo Sant Jeroni de la Murtra

Descripción

El tema de la Piedad procede de Alemania (s. XIV). En tiempo de pestilencia era frecuente ver madres con el hijo muerto en el regazo a las puertas de las casas. Los artistas no habían de ir lejos, pues, para tener un modelo de la trágica escena. 

La tabla presenta a María con el Cristo muerto sobre sus rodillas. Con la mano izquierda le sostiene la mano y con la derecha le está sosteniendo la cabeza. El cuerpo del Cristo es muy estilizado Hay dos ángeles que llevan los atributos de la Pasión, también hay una columna con unas cuerdas cruzadas en forma de X, como la cruz de Santa Eulalia, un palacio y muchos elementos naturales: cipreses, flores y dos perros que muerden la guirnalda que envuelve la escena.

A los pies del Cristo aparece el donante arrodillado. Es curioso que muy poco después, en la Piedad Desplà, aparece el donante del canónigo de este apellido de la misma medida que la Piedad y que el San Jerónimo que hay a su lado. Es una versión más humanista del mismo tema, tan humano y tan divino.

Si comparamos la Piedad Lochner con la tabla central del retablo de San Sebastián, encontraremos muchas coincidencias estilísticas.

Jaume AYMAR RAGOLTA
Historiador del arte
Barcelona, España
Octubre de 2020

IMPRIMIR

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *