Una marca, una historia que contar

Una marca, una historia que contar

Constantemente me preguntaba, al finalizar mi carrera profesional como diseñadora industrial, si terminaría trabajando en una fábrica gestionando cadenas de producción en masa o detrás de un ordenador diseñando empaques o como ilustradora gráfica en una agencia de publicidad.

Me inquietaba la idea de diseñar objetos para una sociedad de consumo, donde eventualmente terminarían en el olvido y estaría apoyando a la creciente obsolescencia programada. Por esta razón antes de terminar con mis estudios y con un nudo en el estómago, decidí lanzarme al vacío y adentrarme en el universo del emprendimiento.

En mi búsqueda por crear objetos de valor me topé casualmente con el mundo de los oficios, por un año aprendí de la mano de maestros expertos marroquineros en la Escuela de Artes y Oficios Santo Domingo en Bogotá. Logré combinar mi pasión por el diseño de accesorios y el amor por mi país Colombia y así nació la marca María Cárdenas.

Empecé a comprender poco a poco que una artesanía es más que un objeto hecho a mano, es una historia, un conocimiento y una práctica que son pasados de generación en generación hasta convertirse en un oficio; oficio que se vuelve patrimonio y, por ende, legado cultural dentro de una sociedad determinada.

Al ir construyendo la marca, como maestra marroquinera en la que alguna vez soñé en convertirme, sé que mi relación con la “Pachamama” (madre tierra) es sagrada y siempre debo respetarla. La o las materias primas de toda artesanía u oficio provienen de la tierra, en este caso el cuero, y es imprescindible que para que un objeto no pierda su valor sociocultural real debe siempre de haber un “trueque” (cambio de bienes no monetarios) equitativo entre el maestro artesano y la Pachamama.

En la marca María Cárdenas somos conscientes del origen de nuestra materia prima, trabajamos de la mano con productores locales procurando apoyar siempre la mano de obra nacional. De igual manera hacemos uso de cueros con acabados en tintes de origen vegetal. Cada uno de los diseños creados no solo cuentan una historia, inspirados en la cultura colombiana, sino que también hacen parte de colecciones limitadas, ya que en la marca creemos en una producción y consumo consciente donde generamos el mínimo porcentaje de desperdicios, creamos colecciones únicas de alta calidad y de esta manera hacemos frente a la cultura del fast fashion.

Así pues, en María Cárdenas no solo buscamos diseñar y producir accesorios con diseños únicos y duraderos, buscamos preservar un legado socio cultural de Colombia, el oficio de la marroquinería, el saber hacer detrás de un material natural y legendario como lo es el cuero y contribuir con el ciclo de vida responsable de un producto. Me gusta creer que cada objeto diseñado tiene su propia alma y que es deber de todo buen diseñador preservarla. Como dijo alguna vez Steve Jobs: “El diseño es el alma de todo lo creado por el hombre.”

María HENAO CÁRDENAS
Diseñadora industrial y artesana
Bogotá, Colombia
Marzo de 2022

Publicaciones relacionadas

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.