Arte cotidiano

Arte cotidiano

Obra: Marta Orlowska

 

Se está rodando Teresa, una nueva película sobre Santa Teresa de Jesús, versión libre de la premiada obra de teatro La lengua en pedazos de Juan Mayorga, basada, a su vez, en El Libro de la Vida de la Santa por antonomasia. Está dirigida por Paula Ortíz. Algunas escenas cruciales transcurren en la cocina, allí donde, entre pucheros, Teresa adivinaba la presencia del Amado. Allí, mientras ella prepara los alimentos, el inquisidor la va interrogando y, a la vez, se va transformando porque descubre la hondura de aquella mujer fuerte en pleno trabajo doméstico.

Una de las acepciones del verbo cocinar es tramar, conspirar… pero, cocinar tiene también la connotación de prever, preparar… Se ha dicho que la cocina es la estancia principal de la casa, donde se dialoga y se debate, donde todo se cuece. El libro de José Jiménez Lozano Duelo en la casa grande, culmina con la significativa frase: “en la cocina había silencio”.

Martín de Porres, dominico peruano del siglo XVI, se popularizó gracias a la película Fray Escoba, porque realizaba su misión de barrer el convento con el fervor de una plegaria. Un amigo que, sin ser monje, hace vida monástica en un gran cenobio, sufre una neuralgia de trigémino, un intenso dolor crónico, semejante a una periódica descarga eléctrica. Me cuenta que lo único que alivia estos episodios dolorosos es barrer con mimo el claustro, le relaja.

Ha fallecido hace poco una gran cupletista catalana, Núria Feliu, que interpretaba un divertido cuplé dedicado a las porteras, aquellas mujeres avispadas que, mientras barrían la acera, aprovechaban para intercambiar con humor dimes y diretes del barrio. En la canción, los compases del barrido se convierten en danza.

Lavar era antaño una labor que solía llevarse a cabo comunitariamente, en el río o en lavaderos comunitarios. Lavar tiene sentido de purificación, de renovación… las amas de casa se esmeraban para conseguir la mayor blancura. Así sigue siendo en muchos lugares del mundo. En Catalunya el lavadero se conoce como safareig y la expresión fer safareig sugiere una animada conversación, cuchicheo y algarabía. El lavadero comunal es punto de encuentro, de reunión y de intercambio. En los iconos de la Natividad suelen aparecer dos lavanderas que limpian en el río los pañales del Niño (signo inequívoco de su humanidad). Hasta un antiguo villancico popular, describe a la misma Virgen lavando pañales y tendiéndolos en el romero.

Y después del lavado, el tendido. Las prendas, tendidas al sol, son como velas desplegadas al viento. El verbo airear se usa en el sentido de difundir algo que no puede quedar oculto, que debe divulgarse. Una muestra cotidiana de arte efímero en los balcones y los patios es la ropa tendida. La pintora polaca Marta Orlowaska pinta una mujer vestida de blanco que parece levitar junto a las camisetas tendidas y agitadas por el viento.

Miles de años de vida cotidiana, avalan que las labores domésticas pueden llegar a ser auténticas performance. La caseidad, el arte de llevar la casa, puede vivirse como una tediosa obligación o como una manifestación de belleza donde cada uno puede expresar lo mejor de sí mismo.

Jaume AYMAR RAGOLTA
Historiador del Arte
Barcelona, España
Agosto de 2022

Publicaciones relacionadas

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.