Bien-ser: nuevo horizonte para la salud

Bien-ser: nuevo horizonte para la salud

En el artículo anterior hablábamos de los términos ‘bienestar’ y ‘felicidad’ (o ‘bien-ser’) como dos maneras distintas de entender la salud. Están tomados del Doctor Jordi Gol i Gurina, que se refirió a ellos en 1979*. Conllevan nociones distintas sobre lo que es saludable, y conducen por ello a dos modos muy distantes de asumir la vida y ejercer el quehacer médico. La importancia de estas aportaciones merece una consideración cuidadosa y detallada.

Desmontando el término “bienestar”

Es de todos conocida la definición de salud propuesta por la OMS “Salud es un estado de completo bienestar físico, mental y social, y no meramente la ausencia de enfermedad y debilidad”. Respecto a esta definición el Dr. Gol desenmascara una concepción discutible de salud y por lo tanto del quehacer sanitario.

Acepta que “liberar al enfermo de su enfermedad y darle bienestar parece un buen programa”, si bien (…) “hay razones que descalifican el término ‘bienestar’ como indicador de salud, ya que el concepto de salud es demasiado complejo para expresarlo con un solo parámetro”. 

Sigue poniendo en evidencia los equívocos que contiene el término ‘bienestar’. Es cierto que (…) “la salud, en condiciones especialmente favorables, comporta bienestar, y también lo es que uno de los objetivos de la asistencia médica es obtener el bienestar del enfermo hasta donde sea posible. Pero es igualmente cierto que asumir la responsabilidad del propio comportamiento, o sea de la propia vida y de la propia muerte, muy a menudo no dan ningún bienestar, aunque sea indiscutiblemente el camino de la salud”.

Además continúa destacando que “el bienestar social a veces significa sobre todo infantilismo, insensibilidad, dependencia, falta de crítica y de responsabilidad. (…) Puede evocar tanto o más el ‘contentos y engañados’ que una verdadera calidad de vida o un proyecto de salud”.

También pone en duda la validez de un bienestar ideal “porque este bienestar equivale a un estado sin problemas: los problemas no resueltos suelen generar malestar”.

En su opinión, “La salud, más que un estado sin problemas, sugiere la capacidad para resolver problemas y el hecho de irlos resolviendo, con independencia del bienestar o del malestar circunstancialmente presentes”.

La salud como monopolio de los profesionales, que lleva a asumir un parternalismo y evita toda responsabilidad e información desagradable al enfermo, conduce a “expoliar al enfermo de su vida y de su propia muerte. (…) Se trata de un sutil atentado a la dignidad de la persona”. 

Propuesta de un nuevo término: Bienser

Ante los significados de pasividad, manipulación, dependencia o superficialidad, entre otros, que puede esconder el término ‘bienestar’, el doctor Gol propone el concepto de ‘bienser‘.

Esta palabra hace referencia a “vida satisfactoria que beneficia a quien la vive, y precisamente viviéndola siempre como un proceso de realización personal y social. Vida en la que se disfruta del bienestar y también de la superación del malestar, sea eliminándolo, sea asumiéndolo. Manera de vivir donde la satisfacción no comienza cuando acaban los problemas, sino mucho antes, justo ya en el momento en que estos son encarados positivamente”.

“El bienser es compatible con todo tipo de malestares, mientras el núcleo de la personalidad no esté afectado: por ejemplo, a pesar de un dolor físico o un contratiempo social, se puede continuar siendo personalmente feliz, o al menos disfrutar de un estado de ánimo satisfactorio”. 

“El bienser equivaldría a la armonía personal con uno mismo y con los otros, al establecimiento de una relación positiva con la realidad, tanto con la realidad que nos envuelve como con la que se descubre en el interior propio. Relación positiva no quiere decir relación pasiva, relación resignada, ni tan siquiera relación amistosa. Quiere decir más bien relación no basada en el resentimiento ni en la frustración, sino que desde una perspectiva realista sea constructiva, que haga crecer, que provoque respuestas maduradoras y creativas, personalizadoras. Que estimule a modificar la realidad y al menos o al mismo tiempo a modificar la actitud ante la realidad. Y que todo eso se viva como una satisfacción”.

   —

* Estas citas están tomadas de la aportación del Doctor Gol i Gurina (1979), “El benestar, la joia i la salut: acotacions al plaer des-de fora del tema”. Qüestions de vida cristiana, núm. 96: Els homes davant el plaer. (Traducción propia)

Remedios ORTIZ
Médico de familia
Madrid
Julio de 2017

IMPRIMIR

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *